jueves, 7 de febrero de 2013

El niño en la edad escolar

La edad escolar con sus diferentes etapas, es el período que antecede a la etapa de la adultez y nuestra práctica docente está directamente relacionada con procurar que nuestros alumnos saquen el provecho necesario de este periodo. Por lo que entender las diferentes etapas por las que atraviesa el niño en la edad escolar, así como los diversos factores que influyen en su desarrollo intelectual, desde los medioambientales, familiares, genéticos o sociales, nos ayuda a comprender hasta cierto punto el porqué de determinados comportamientos en nuestros alumnos. Tomando en cuenta que el desarrollo del niño en edad escolar tiene diferentes facetas de aprendizaje tales como el cognitivo, el lenguaje, el afectivo, el ético así como otros factores que influyen en el desarrollo integral del educando, nuestra participación como docentes en este proceso es definitivamente trascendente.

Cabe señalar que como maestros responsables no debemos abordar únicamente aquellos aspectos que se consideran de importancia para tener una idea general del desarrollo tanto físico como emocional del niño en edad escolar, sino todos los factores que influyen en el óptimo desarrollo del alumno. Tomando en cuenta que estamos educando a un niño para la vida, el inicio de la etapa escolar es un factor que propicia el desarrollo y la creciente socialización. Por la cual el niño va a experimentar las vivencias más interesantes de su existencia hasta ese punto; todo esto incide directamente sobre su evolución, contribuyendo además a acelerar el proceso de su maduración intelectual y el desarrollo de las relaciones sociales. Los maestros estamos presentes durante todo este proceso y debemos estar vigilantes para intervenir si es necesario siempre a favor del bienestar global de nuestros educandos.

Los maestros de Asesoria Educativa estamos capacitados para apoyar a los alumnos y a los docentes que se encuentran en la escuela a través de este proceso de por lo menos los doce años que dura la educación básica. El apoyo no debe ser solo en la parte intelectual y afectiva sino de manera integral y comprometida. Los profesores que ejercen la labor de acompañamiento pedagógico deberán estar siempre vigilantes y listos para intervenir en beneficio de nuestros alumnos si el caso lo amerita. Cuando los padres de familia nos contactan deben estar seguros que nosotros les daremos el apoyo necesario a través de esta etapa tan importante de la vida de una persona, que finalmente los convertirá en adultos responsables.


Publicar un comentario

Follow by Email