domingo, 2 de junio de 2013

El encanto de enseñar Geografía

Me encanta la Historia, debo confesarlo, ha hecho que mi imaginación vuele hasta tiempos y espacios lejanos mucho antes que yo haya podido visitar algunos de ellos. La Historia fue mi curso favorito en el colegio y cuando tuve la oportunidad de prepararme para estudiar una segunda especialidad, no dude en escogerla. Pero tengo que aceptar que la Geografía tiene un encanto especial y a veces incomprendido. La Geografía es la base en la que se apoyan no solo las humanidades sino también las ciencias porque sin localización geográfica no hay forma de ubicarnos. Los físicos cuánticos por ejemplo, dicen que no existen por separado el tiempo y el espacio, así que podríamos concluir que la Geografía y la Historia no subsisten la una sin la otra. Sin embargo cabe recalcar que la Geografía actual no se parece en mucho a la Geografía del Perú y del Mundo que yo tenía como curso escolar y es esto lo que le ha dado a esta materia un gusto especial.

Actualmente la Geografía tiene más de ciencia que de humanidades, porque analiza los fenómenos geográficos desde diferentes aspectos de la realidad en relación con el ser humano y su medio ambiente físico. Se ha convertido en más numérica, más estadística, más medible. Ahora la  Geografía está dividida en física, humana y ambiental,  lo que le permite a los alumnos observar los procesos e interrelacionar las causas y los efectos de los mismos y también entender cuan benéfica o perjudicial puede ser la intervención de nuestra especie  en el mundo natural que no solo es nuestro hábitat sino el de muchas otras especies. Por ejemplo que el conflicto del agua está relacionado con nuestra propia expansión poblacional ya que siempre ha existido un 2%, más o menos de agua potable, pero nuestra población ha crecido tanto que el  recurso se ha vuelto un artículo de lujo,  por su escasez.  Entender este fenómeno tal vez no nos ayude a resolver el problema, pero tomar conciencia es el primer paso.


Los profesores de Asesoria Educativa tratamos de sembrar en nuestros alumnos esta conciencia de cuidado ambiental así como la capacidad para entender  que a menos que seamos más cuidadosos con el medio físico que nos rodea y más equitativos con los demás seres humanos, la Geografía del planeta cambiara radicalmente y se volverá más hostil redundando en nuestro propio perjuicio. La Geografía Humana, suele ser la favorita de muchos de nuestros estudiantes, pero es la Geografía Física la que nos permite admirar los fenómenos naturales con la comprensión necesaria para que una catástrofe como los tornados en Oklahoma no sea para nosotros los geógrafos solo una noticia, sino una manera de comprobar que la prevención es absolutamente necesario y que un sistema de baja presión puede convertirse en un verdadero desastre natural. Así que la Geografía no es solo interesante, sino necesaria.


Follow by Email