miércoles, 7 de agosto de 2013

Todos tenemos profesores preferidos

Si nos ponemos a recordar nuestra época escolar, siempre sale a relucir un profesor con características especiales que nos hizo pensar en que el colegio no era tan aburrido y si el curso era difícil, al menos pensar que había maneras de llegar al entendimiento si nos aplicábamos. Estos profesores, en mi humilde entender, tienen un don especial y los alumnos que han encontrado el suyo lo saben. También es verdad que no siempre son inspiradores para todos y que en algunas ocasiones, se encuentran con alumnos para los que él o ella resulta la persona menos comprensible del mundo y hasta a veces antipática. Tengo que decir que no todos podemos caerle bien a todo el mundo y  además, que a pesar del esfuerzo consciente de atender a las necesidades de todos nuestros alumnos, siempre hay alguno que otro al que nos es muy difícil acceder.

Pero la vida no solo está hecha de personas simpáticas y asequibles, sino de las otras también, aquellas que por diferentes razones tienen sus propios códigos de simpatía y sus propios parámetros de aceptación. En la mayoría de los casos, estas personas no están preocupadas por caerle bien a todo el mundo. Si esto sucede en la vida cotidiana, tenemos que aceptarlas como son o dejar de frecuentarlas. ¿Pero qué sucede cuando éstas son nuestros jefes o nuestros clientes? Entonces lo maduro es aceptar las circunstancias como vienen y tratar de sacar el mejor provecho de la situación. ¿Por qué entonces no hacemos lo mismo con los profesores? Es posible que debajo de esa imagen adusta esté una persona de amplios conocimientos y que con un poco más de voluntad de nuestra parte, pueda compartir con nosotros vivencias que de otro modo nos perderemos.  Desde mi punto de vista académico, debemos darle más oportunidad a los profesores para que muestren su potencial humano y esto toma un poco de tiempo y paciencia, que además nos estará preparando para las incontables veces que en la vida adulta tendremos que tenerla.


En Asesoría Educativa, nuestro principal objetivo es darle una alternativa de enseñanza personalizada a nuestros alumnos y este factor podría repercutir en la relación uno a uno en la que se encuentran tanto profesor como alumno durante el proceso. Sin embargo nuestros colaboradores, son profesionales capacitados para detectar el problema, si se presenta, y utilizar las estrategias apropiadas para llegar a nuestros estudiantes. En la mayoría de los casos tenemos existo en nuestro acercamiento personal, pero si las circunstancias se presentan adversas, lo mejor es tener tiempo para conocerse. Sin embargo como el fin supremo de este servicio es la transmisión de conocimientos y técnicas apropiadas para mejorar en el rendimiento académico, lo aconsejable seria que tanto alumno como profesor se focalizaran en la meta de la sesión dando su mejor esfuerzo para aprovechar el tiempo de la clase. Dada la preparación académicas de nuestros Asesores Educativos, estoy segura que cualquier clase será productiva y de altos estándares.

martes, 6 de agosto de 2013

La Culminación del Programa del Diploma

En la mayoría de los colegios en el Perú donde se imparte el Bachillerato Internacional, hoy ha empezado el segundo semestre del año escolar 2013, lo que significa el último semestre para muchos estudiantes que cursan el segundo año del diploma. Además de la culminación de una preparación que en la mayoría de los casos se inició con el programa de la escuela primaria y siguió  a través de los años intermedios para culminar con los exámenes finales en Noviembre. Cabe recalcar que tanto para profesores como para alumnos esta experiencia educativa significa gran esfuerzo y dedicación. Es en realidad una verdadera proeza de la cual verán los frutos académicos en el futuro.

Sin embargo es necesario recordar que aún no está todo terminado y que hay varios trabajos por concluir en estos días. Están todas las evaluaciones internas que dependiendo de los cursos deben ser entregadas a partir de mediados de agosto hasta mediados de octubre. Estos trabajos han sido coordinados a lo largo de los dos años entre los profesores de cursos y los alumnos, éstos representan la comprobación del curso aprendido. También está el ensayo de teoría del conocimiento, muy importante para saber que, como y porque estudiamos. Y principalmente la monografía que pone en consideración la capacidad de análisis que ha adquirido el candidato a diploma.

Todos estos trabajos tienen igual importancia y deben ser realizados con esmero. Para terminar el proceso con la confección de resúmenes apropiados y el repaso final con exámenes tipos. En Asesoria Educativa ofrecemos acompañamiento pedagógico a fin de apoyar en la finalización de los trabajos, confección de los resúmenes y asesoramiento adecuado a las necesidades de los alumnos. Todo este proceso en un marco de respeto por la individualidad y siguiendo los lineamientos éticos que nos caracterizan. Los asesores educativos somos guías de nuestros alumnos, les mostramos el camino que deben seguir y les damos las pautas para que concluyan sus trabajos y sus exámenes como alumnos independientes. Nosotros confiamos que con una buena preparación y un repaso bien estructurado en contenido y tiempo obtendrán el puntaje que les permitirá escoger la carrera que deseen y tener éxito académico.

Follow by Email