miércoles, 25 de marzo de 2015

Educación es Prevención

Pasó antes y pasará otra vez. Hace más de  siete años hice un viaje con mis alumnos de IGCSE Geography, fue un viaje largo y maratónico, porque hicimos muchas cosas y visitamos muchos lugares distintos. Como todos deberían saber el Perú no solo es crisol de razas, sino que también es la suma de casi todos los ecosistemas existentes en el planeta. Así que un viaje hacia el sur fue como regresar en el tiempo hasta eras geológicas anteriores a la historia escrita. Lo cierto es que al estar delante de la Catedral en la bahía de Paracas, yo les advertí a mis alumnos que por acción de la erosión ese hermoso lugar se destruiría en algún momento. Para evitar nerviosismos les dije que no sería en ese momento, ni siquiera en nuestras vidas. Porque los tiempos geográficos no son iguales que los tiempos humanos. No pasaron tres meses y la Catedral se cayó completamente durante el terremoto del 2007. Para mí, salvando las distancias de la pena por las muertes que el terremoto causó, fue un privilegio ver la evolución de la tierra en toda su magnitud, porque nuestro planeta se mueve y se moverá entre el caos y el orden para siempre, Es ley de la creación.

La Catedral, Paracas 30 de Junio 2007

Hoy experimentamos cambios climáticos que nos hacen sentir incertidumbre y hasta miedo, nos atemoriza que llueva tanto o que el otoño nos agarre sudando la gota gorda con temperaturas altísimas, nos atemoriza, pero ¿acaso nos preocupa tanto como para ponernos a buen recaudo? Saber a lo que nos estamos enfrentando sería una solución aunque sea a nuestra ansiedad. Saber que hemos construido lugares a la vera de los ríos sin darnos cuenta de lo peligroso que ésto, de seguro va a ser, en tres meses, tres años o tres décadas. Cortamos árboles, porque sus ramas en otoño nos ensucian el patio, sin saber que ahora, con este calor, son nuestra única posibilidad de protección. Hablamos de conciencia ecológica, como si supiéramos algo. Afortunadamente las generaciones futuras sabrán mas del tema, espero que porque hayan estudiado al respecto. Los programas internacionales tienen cursos tales como Geography, Biology o Environmental Systems que estudian estos eventos con la finalidad de comprender y prevenir y sobre todo con la finalidad de conservar una memoria histórica que no permita que construyamos donde de seguro habrá un desastre sea hídrico, como un huayco o tectónico como un terremoto. Pero de que pasará, pasará.


Para los asesores educativos de Asesoría Educativa ser Especialistas de la Educación es estar preparados para inculcar en nuestros alumnos la práctica de la prevención. Los cursos que impartimos nos permiten hacer campaña por la necesidad de estar atentos y vigilantes ante cualquier eventualidad. Recordemos por ejemplo que en 1998 un gran huayco bajó por San Bartolo hasta la playa, este evento ha sido un buen estudio de caso para tratar desastres naturales y sus implicancias en las vidas de las comunidades. Si no recuerdan, el río Huaycoloro inundó Zárate en esas mismas fechas. Así que no es la primera vez ni será la última en que estemos frente a los embates de la naturaleza, pero podríamos atenuar sus efectos si ponemos más atención y más cuidado sobre lo que el planeta nos puede mostrar y así estemos listos para contrarrestar los estragos con conocimiento y prevención.

martes, 17 de marzo de 2015

Educación: proceso que dura toda la vida

El primer libro que recuerdo vívidamente, pertenece a la literatura infantil, me identifiqué mucho con las protagonistas, que para entonces eran mayores que yo. Era un libro simple, que no ha recibido grandes críticas positivas, pero que guarda grandes consejos de vida, porque estaba inspirado en las aventuras escolares de dos niñas del siglo XIX que tenían la dicha de acceder a una buena educación. Aunque victoriana, que era lo único que había en esa época. Entre todo lo que debían aprender estaba el pensamiento que incluyo en este artículo. Y yo nunca lo olvidé, porque comprendí la importancia del mensaje y  porque aún sigo aprendiendo.

La educación debe entenderse como un proceso que dura toda la vida y que le da sabor y color a todo lo que hacemos. Debe entenderse como un compromiso ineludible con las futuras generaciones, que deben recibir de sus antecesores esta responsabilidad y comprender que hay un gusto adquirido por aprender, una competencia consigo mismo por saber más y sobre todo que el saber verdaderamente da poder. No hablamos del poder de las armas o de la política. El saber recibido en los libros es el que te da la sensación de plenitud, de respeto a los demás y de comunión con todo lo que te rodea. Es por eso que aprender no debe tener un límite de edad, muy por el contrario debe llenar todos los días de nuestra vida.

”Cada cual debe aplicarse a la educación propia
 hasta el último día de su vida.”
Massimo Taparelli D'azeglio (Escritor, pintor, patriota y político italiano)


En Asesoría Educativa promovemos la aplicación a la educación propia de nuestros profesores y los incentivamos para que avancen en sus carreras profesionales. Y también invitamos a nuestros alumnos de todas las edades a que disfruten de la educación que reciben, que investiguen sobre lo que aún no saben y que siempre estén dispuestos a seguir su mejoramiento intelectual por medio del constante aprendizaje. Si nuestros alumnos son mayores, es posible que encuentren que el estudio es más difícil y que les falta el tiempo. En realidad el tiempo está a favor de quien estudia todos los días de su vida.

Violeta Fonseca

Follow by Email