domingo, 17 de abril de 2016

La Educación es un privilegio

Si bien la educación es un privilegio para todos, en el Perú el concepto resulta ser extraño y hasta diría abstracto.  Hoy he escuchado a más de un futuro congresista hablar de la promoción de la educación que emprenderá tan pronto tomen posesión y posición de sus curules parlamentarias. Eso me recordó el ejercicio de la democracia que se hacía durante el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas en los colegios. Yo participé en uno de esos ejercicios democráticos, la ganadora de la alcaldía de mi colegio era una joven carismática, gran oradora y de un encanto especial en su sonrisa. No había duda que ganaría las elecciones, todo el colegio voceaba su nombre, que además era corto y muy elegible.

El problema en cuestión fue que las promesas de campaña, que además nadie escuchaba porque estaban voceando su nombre,  superaban cualquier presupuesto de una alumna de 5to de secundaria. Yo formaba parte del consejo de autoformación, que era una especie de tribunal constitucional y después de pasados algunos meses de la elección y viendo que ninguna de las obras prometidas estaba siendo ejecutada, me acerqué a la alcaldesa para reclamar, en nombre del pueblo estudiantil , que se realizarán por lo menos la mitad de lo prometido. Ella  me mostró su hermosa sonrisa y me dijo dulcemente que esos eran usos de la política y que por supuesto que eran muy difíciles de ejecutar en la realidad. Pasó el año, se graduó del colegio y nunca más he sabido de ella, pero siento que nos engañó a todas, aunque la mayoría ni cuenta se dio.



Eso nos pasa cada 5 años en educación y no sé si existe algún funcionario cuyo trabajo sea reclamarles a los congresistas por las leyes que prometieron pasar con respecto a la promoción de la educación. Es por eso que a mí la política no me parece la solución de ningún problema puntual en educación. Es por eso también que entiendo que el esfuerzo de los padres por darles la mejor educación posible a sus hijos es el que vale y el único que prevalece en la realidad. Estoy convencida que la educación es un privilegio otorgado por los padres con su propio peculio a favor de sus hijos, pero sé por experiencia propia que es nuestro mejor seguro para la vida.


En Asesoria Educativa, nos preocupamos por proporcionarles a nuestros alumnos el apoyo necesario para que esa inversión sea la más efectiva y que al final del camino de la educación formal se encuentren suficientemente preparados para asumir los retos de la vida sin esperar a que el gobierno tenga a bien pasar leyes que nos permitan recibir una educación de calidad. Que si bien es un derecho, no es una realidad a menos que pongamos nuestros esfuerzos individuales para lograrlo.

Follow by Email