lunes, 20 de enero de 2014

En Educación, hay un tiempo para todo

En una oportunidad tuve la suerte de conocer a un gran educador y a una mejor persona. Él tomó la dirección de la institución educativa en la que yo laboraba para darle a los procesos educativos un carisma especial, que venía de su propio carisma como educador.  Muchas personas no comprendieron que su singularidad nos daba la oportunidad de ver las diferencias y aprender de ellas. Entre sus ideas revolucionarias, para nuestros estándares, estaba la de repetir algunas frases hasta que estas se hicieran parte del lenguaje cotidiano de la comunidad educativa. Para mi ésta es una de las enseñanzas que debo agradecerle y por la que lo recordaré como un buen maestro. Uno de sus principales mantras era la repetición de este pasaje de la Biblia: “Todo tiene su tiempo oportuno; un tiempo para plantar, y un tiempo para cosechar;… un tiempo para intentar, y un tiempo para desistir…” (Eclesiastés 3) He analizado estas frases y les he encontrado el sentido en educación y para Asesoría Educativa.

Asesoría Educativa es una institución que se dedica a la enseñanza personalizada y que tiene como objetivo cubrir todos los niveles de la educación actual. Pero se requiere de tiempo para que los esfuerzos educativos surtan efecto, no son inmediatos y mucho menos mágicos. En realidad no hay sistema automático que les  permita a los alumnos adquirir determinado conocimiento sin involucrar en el proceso el tiempo oportuno.  Se requiere tiempo para aprender  y tiempo para aplicar lo aprendido,  como dice Eclesiastés 3:  “...tiempo para plantar, y tiempo para cosechar…” y para que este tiempo resulte una buena inversión se requiere de la confianza en que el proceso que el alumno está siguiendo surtirá el efecto necesario en el tiempo oportuno. Debemos darnos tiempo para intentar y poner toda nuestra voluntad en el esfuerzo y solo después de haber utilizado el tiempo necesario y confiar en la validez de proceso,  habrá tiempo para desistir. Aunque nunca nos iremos como hemos llegado ya que todo en la vida es una experiencia de aprendizaje y de toda experiencia salimos más sabios.

Como asociación educativa ofrecemos una amplia gama de programas académicos, tales como la preparación para los exámenes internacionales IGCSE, IB y el bachillerato francés e italiano y en todos estos casos establecemos un cronograma de actividades que no es otra cosa que una línea de tiempo orientada a la educación. Cada proceso tiene un tiempo definido que termina en un evento importante, la presentación de un trabajo o la contestación de un examen. Los asesores educativos también toman su tiempo en la preparación de sus propias clases y el mejoramiento de su práctica profesional con capacitación apropiada. En Asesoría Educativa  no dejamos nada a la improvisación y debemos dejar sentado que nos actualizamos constantemente a fin de ofrecer el mejor servicio como “Especialistas de la Educación”.  Somos profesionales que estamos seguros de nuestra contribución a la educación y somos afortunados porque siempre estamos viendo el fruto de nuestro trabajo a través del éxito de nuestros alumnos.


Publicar un comentario

Follow by Email