martes, 23 de abril de 2013

Sobre la importancia de la capacitación permanente

Mis múltiples actividades no me permiten escribir esta columna con la continuidad deseada. Además en algunos casos desearía escribir sobre aspectos polémicos, pero me inhibido de hacerlo porque este blog debería estar dedicado en especial a temas educativos. Hoy deseo hablar precisamente de estos aspectos que son el motivo por el que empecé a escribir. La educación es un tema muy amplio y del cual paradójicamente muchas personas creen saber mucho. Yo diré como el filósofo “…sólo sé que nada sé…”. Y esto no es una declaración de ignorancia sino más bien una declaración de principios. Porque creo firmemente que el día que deje de estudiar y prepararme para una clase o seminario habré empezado a declinar en el propósito de mejorar mi educación y por efecto multiplicador la de los demás. Es en esto que reside la importancia de la preparación y capacitación docente.

Lamentablemente, he podido constatar que no es una preocupación generalizada entre los profesores, por el contrario, muchos de ellos no están dispuestos a invertir ni tiempo, ni dinero en preparación que eleve sus estándares de calidad en la práctica. Afortunadamente existen instituciones educativas que se preocupan de la capacitación de sus docentes. Sin embargo esto que debería ser la regla resulta una excepción. En el medio también están las editoriales que como parte de sus servicios de post venta ofrecen cursos de extensión educativa. Al mismo tiempo se puede acceder a cursos on line gratuitos que son impartidos con el aval de algunos colegios profesionales, incluído el Colegio de Profesores, que si existe, aunque se oiga muy poco de él y no olvidemos a la Derrama Magisterial. Lo cierto es que si el profesor desea ejercer su función con calidad y efectividad debe tener por lo menos una capacitación al año. Y si no se la puede costear con su propio peculio, debería buscar la manera de subvencionarla.


Nosotros en Asesoria Educativa nos preocupamos de incentivar esta práctica en los profesores a través de la capacitación continua y la obligación de investigar y preparar sus clases, para evitar que el reto de enseñar uno a uno, nos exponga a la posibilidad de no estar suficientemente preparados. Además monitoreamos el control de calidad a través de los informes y la conversación directa con los clientes. En nuestro staff docente tenemos profesores que han regresado a la universidad por una segunda especialidad. Sin embargo no nos parece suficiente confiar en capacitación externa y ofrecemos a nuestros profesores charlas y asesoramiento presencial y on line que les permiten estar al día con los avances de los cursos que imparten así como de los nuevos métodos pedagógicos. La capacitación debería percibirse como un deber entre los que enseñamos. Así que todos a estudiar.

Fuente Fotografia: http://franchisekebab.com/
Publicar un comentario

Follow by Email