sábado, 3 de mayo de 2014

Hola desde Arequipa

Como parte de mis obligaciones y porque me gusta viajar, mi esposo y yo nos dimos una escapadita a Arequipa. La última vez que estuvimos aquí también fue mitad por trabajo y mitad por diversión. Esta vez vinimos con objetivos específicos que pudimos cumplir y con otras expectativas que se cumplieron a cabalidad, porque hemos observado que después del Cuzco y Lima no habíamos visto tantos turistas en ninguna otra ciudad peruana que hayamos visitado últimamente y podemos decir que viajamos con regularidad.

En primer lugar he cumplido con un deseo acariciado desde la primera vez que estuve aquí, hace ya muchos años, acercarme al Misti. No hemos llegado a la cima, pero creo que 3800 m.s.n.m. ya es un sueño cumplido. Sobre todo porque no es un circuito clásico y da mucha oportunidad para la observación geográfica, la contemplación y la constatación de que solo somos un grano más de arena en el universo. Fue una experiencia incomparable, no muy fácil, pero tampoco imposible, los invito a tratar sino este cualquier otro reto que tengan pendiente.

En segundo lugar hemos descubierto que Arequipa debería ser nombrada la capital gastronómica del Perú, sin ofender a ninguna otra de nuestras ciudades. No sabemos si es el agua o las yerbas que utilizan para cocinar, pero la ciudad de Arequipa es la ciudad, por lo menos del sur del Perú, donde hemos comido mejor. La oferta culinaria es variada en precio y oportunidades y los sabores siempre de primera calidad.
Como siempre sucede, hay todavía algunos aspectos que se deben corregir para que los turistas se vayan con una gran sonrisa en los labios y nos recomienden por ser los mejores. La oficina de información turística podría tener mayor y mejor información, ser más exacta y dar menos disculpas. Fui por folletos informativos y se les habían acabado, no tenían página web actualizada y nos refirieron con Lima.  También nos informaron que la Casa Museo de MVLL que fue inaugurada el 16 de abril, fue cerrada por otros cuarenta días. La oferta hotelera debe mejorar en servicio. Sin embargo hay mucho que visitar y conocer el Colca nos ha quedado pendiente para otra vez.


Desde Asesoría Educativa, les invito a conocer el Perú, a disfrutar de los viajes y a cumplir con todos sus sueños. Solo hay que proponérselo y tener la paciencia necesaria para saber esperar. Nosotros les repetimos a los alumnos y asesores educativos que todo se puede lograr, solo hay que establecer el objetivo. Les deseamos que todas sus metas se cumplan y recuerden que viajar amplia nuestros horizontes y nos hace ciudadanos del mundo, como deberíamos ser.

Publicar un comentario

Follow by Email