martes, 5 de marzo de 2013

La muerte nos deja a todos perplejos


Esta tarde nos ha sorprendido a todos la noticia de la muerte de Hugo Chávez, no porque no parecía inminente, sino porque la muerte nos sorprende a todos.  Quizás porque nos recuerda nuestra propia mortalidad. Durante catorce años este señor estuvo presente en cada una de nuestras semanas, con su prepotencia y totalitarismo. A mí me sirvió de ejemplo en algunas de mis clases de historia sobre gobiernos totalitarios y sus consecuencias. No fui partidaria de sus ideas y me molestaba su manera de pontificar. Pero debo decir que siento mucho el dolor de sus hijas y de los que de verdad creían en él, aunque según mi punto de vista estuvieran equivocados.

Esta tarde observé también las diferentes reacciones de las personas que estaban relacionadas a su pérdida y aquellos que como yo opinamos desde nuestra posición de observadores a los que no los ha tocado Chávez, nada más que de soslayo. Es interesante como  muchos canales de televisión, emisoras de radio y el internet han suspendido sus programaciones habituales para lanzar programas y noticias  sobre este personaje. Hasta provocó un altercado en el congreso. No sé mucho de su vida y la verdad más que interesarme me irritaba su semididactica manera de dirigirse a las masas o a individuos en particular. Si algo tengo que decir de él es que fue alguien peculiar.

De cualquier manera desde Asesoria Educativa siempre incentivaremos la pluralidad y la libertad de expresión, vaya si se expresó el presidente de Venezuela. Nosotros creemos que todos tenemos derecho a mostrar nuestros respeto a su memoria, a su familia y a la parte de su nación que creía en él.  Con un minuto de silencio, con una manifestación o con una lagrima. Pero nunca estaremos de acuerdo en que su muerte sea un pretexto para levantar la voz o la mano en contra de un opositor. Todos somos mortales, eso lo sabemos, entonces pensemos que lo mejor en este momento es ser tolerantes y esperar la resiliencia del pueblo de Venezuela y a nosotros solo nos queda, expresar nuestras condolencias a su familia y desear que Hugo Chávez descanse en paz.


Publicar un comentario

Follow by Email